Macroregiones, ¿para qué?

Es clamorosa la escasa o nula difusión en torno al referéndum regional que se realizará el próximo 30 de octubre en el Perú. En esa fecha se verá la futura conformación de las primeras cinco macroregiones.
Pero ¿qué tan beneficiosa podría ser esta re-conformación regional?. ¿Conviene o no juntar a las regiones?.
Aquí la palabra de dos expertos sobre este tema que en caso no sea bien llevado por los políticos, bien podría estar generando imprevisibles conflictos. Recuérdese, sino, lo ocurrido entre las poblaciones de La Libertad y San Martín, unidas inconsultamente durante la improvisada regionalización efectuada por el gobierno de Alan García.

Planificar antes que juntar espacios
Según el estudioso de la geografía peruana Carlos Peñaherrera del Águila, lo realmente importante no es crear macroregiones en el papel o en la cabeza de la gente, "pues este asunto no pasa por reunir o acumular espacios, sino planificar obras de gran envergadura que abarquen distintos departamentos".
Y dijo algo más: "En este momento no tenemos regiones, sólo hay gobiernos regionales. Por eso, cuando se habla de macroregiones están refiriéndose a algo que no está contemplado en la Constitución Política".El aspecto económico es una de las razones por las que se quiere fusionar al Perú.
Al respecto el ex decano de la Facultad de Geología sostuvo: "Se dice que económicamente es más fácil administrar cuatro y cinco regiones. Eso será para los limeños, que acumulan y redistribuyen los recursos, cuando no debería ser así".
Luego comentó: "Las últimas regiones conformadas como Grau (Piura y Tumbes) no han funcionado. Tampoco han servido Mariátegui (Puno, Tacna y Moquegua). En conclusión, la experiencia demuestra que reunir espacios no ha funcionado ni tiene por qué funcionar ahora, peor aún si la gente no está informada".
El futuro de este proceso integrador, según este experto sanmarquino, no es nada alentador. "Para mí van a haber más problemas que soluciones. Primero, van a disputarse la capital de una región y algunos saldrán con sus criterios históricos, demográficos, económicos, etc.
El otro problema será: cómo quedan los presidentes regionales, de hecho, muchos no van a querer ser vice- presidentes".En más de una oportunidad el profesor emérito, Carlos Peñaherrera dijo que en el Perú hay "un grave error cuando se piensa que la región debe tener grandes dimensiones. Eso no es así. En países como Francia o Chile, existen más regiones de las que pensamos conformar y, sin embargo, ellos tienen menos superficie terrestre que nosotros".

Una región, una Sunat
Antonio Brack Egg conoce de manera asombrosa las riquezas que atesora el Perú. Ha recorrido durante décadas cada uno de sus rincones para comprobar y estudiar su naturaleza y biodiversidad.
Y no sólo eso, el doctor Brack durante ese tiempo se ha convencido de que cualquier proceso de regionalización no funcionará si no se hace una descentralización tributaria. "No es posible que todos los ingresos vayan hacia Lima; ese nudo gordiano del pulpo limeño tiene que romperse para beneficio de las demás zonas".
Comentó que por ejemplo, "en Huancavelica, todos sus centros mineros tienen como sede legal a la ciudad de Lima, donde pagan sus tributos; en Juliaca, un importante centro comercial de Puno, no se emite ninguna boleta o factura. Imagínense cuánto podrían recaudar los municipios de esos lugares si tuvieran esa potestad".
El reconocido ecólogo consideró que existe una serie de errores en este proceso de regionalización. Primero, "Loreto tiene 37 millones de hectáreas, que es el tamaño de Alemania. Y quieren obligarlos a juntarse con otra región para formar una macroregión, cuando de por sí este lugar es una macroregión, como Ucayali o Madre de Dios, que son más grandes que, por ejemplo, Panamá".
Sin embargo reconoció que regiones como Tumbes y Piura, o Tacna y Moquegua, que son más pequeñas en extensión, podrían fusionarse, "porque están en un mismo ámbito económico y de desarrollo, pero de ahí pensar que el resto se pueda juntar, no me parece", precisó Brack.
Las disputas comenzarán con la elección de la capital regional. Se preguntó ¿cómo se comunicaría Ancash con una supuesta capital que podría ser Huancayo?.
¿Y las regiones transversales?, preguntamos. "Eso se ha demostrado que tampoco funcionará", fue su respuesta.

Ver más:

Ley de regionalización del Perú

N.R. El informe completo lo pueden leer en el semanario San Marcos Semanal


Comentarios

Entradas más populares de este blog

[DESCARGAR] Guía comunicando igualdad en las entidades públicas

Periodismo y comunicación de ciencia, tecnología e innovación