El periodismo, la audiencia y el defensor del lector: caso Ciro Castillo


El tema conmocionó al país. Para los que viven fuera del Perú, aquí tienen un resumen de cómo empezó esta historia, vía El Comercio: "A inicios de abril, Ciro Castillo Rojo y su enamorada Rosario Ponce López fueron en busca de aventura y terminaron perdidos en el Valle del Colca, Arequipa. Ella fue encontrada el 13 de dicho mes; pero su pareja no. Es así que se emprendió una incansable búsqueda en la montaña, la cual culminó el 16 de octubre: el joven estudiante fue hallado sin vida por un grupo de socorristas".
De ahí en adelante surgieron preguntas, acusaciones y especulaciones de todo tipo y calibre en las calles, las redes sociales y, cómo no, los distintos medios de información (prensa escrita, radio, televisión e Internet). La cantidad de contenido generado sobre este asunto (texto, fotos y video) sorprende a propios y extraños.
¿Por qué? El caso pudo ser uno más de las numerosas desapariciones que se dan, pero contiene una serie de elementos que paulatinamente la convirtieron en una "novela" atractiva que ha sido narrada con testimonios, informes, crónicas, entrevistas y, claro está, una importante dosis de especulación por un sector del periodismo. Pero eso no pareció importar a la audiencia o parte de ella que también se descargó en Facebook contra una de las principales protagonistas de este caso.
"El público que tiene el poder de ponerle punto final a tanto morbo, no solo respondió con entusiasmo, sino que se volvió adicto a una historia de la que día a día demandaba más intrigas, sin importarle ya si lo que recibía era verdad o mentira", anotó en su columna la colega Patricia del Rio.
Hay que admitirlo: hubo errores y hasta excesos en el tratamiento de este hecho que no llega a su fin, pese a que el cuerpo del joven Ciro Castillo-Rojo ya fue encontrado y sepultado. Seguramente se espera la palabra final de la justicia.
Según algunos reconocidos colegas la protagonista y sobreviviente de esta historia, Rosario Ponce, quien fue entrevistada por CNN, puede ser "una muchacha extraña" y "tener actitudes y reacciones que llamen la atención y hasta la sospecha", pero todavía no existen pruebas de que sea una asesina.

PORTADA Y DISCULPAS



Hace poco un diario capitalino, por ejemplo, dio muestras de querer (o saber) escuchar a la audiencia que criticó por las redes sociales a una portada referida a esta historia. ¿Qué hicieron sus directivos? Se disculparon, pero esgrimieron las razones de su primera página
Pero la imagen en debate siguió mostrándose por los programas televisivos, entonces ¿en qué quedamos? Ahora un suplemento de caricatura tomó el caso con "humor negro", o algo así, y también está siendo cuestionado en su propia cuenta de Facebook, y en Twitter
Estos son solo dos botones de muestras de cómo los espacios sociales están cubriendo quizás la figura (prácticamente ausente) en el Perú del defensor del lector o ombudsman, quien busca la "autorregulación ética" con el propósito de fomentar el ejercicio de un periodismo más profesional y honesto. Y que debería ser extendido a los demás medios de información (TV, radio y medios digitales). Es una tarea pendiente que quizás pueda recoger experiencias como la de El País de España.
Gerardo Albarrán, director de Sala de Prensa, explicó: "Conocido también como ombudsman, el defensor del lector es una persona contratada específicamente para representar los intereses del público ante un medio y gestionar sus quejas particulares por coberturas y tratamientos periodísticos determinados"
Y añadió algo más: "El defensor del lector puede ser un miembro activo de la redacción, alguien que se ha jubilado como reportero o editor, o incluso una personalidad externa al periódico o revista, con un elevado perfil de credibilidad y autoridad moral, condición indispensable para generar confianza tanto hacia dentro como hacia fuera del medio, e incluso para lidiar con las resistencias internas de la redacción, que no siempre se muestra bien dispuesta a reconocer sus errores". 


REFLEXIÓN Y MÁS
Ahora más que nunca se habla de que es momento para que los medios peruanos ingresen a un franco proceso de (auto) evaluación. Lo mismo escuché tras el último proceso electoral peruano y...hasta hoy sigo esperando. Lo que sí tengo seguro es que los periodistas siempre estaremos siendo cuestionados, con o sin justa razón, por la naturaleza de nuestro trabajo. Eso es normal y sucede en todos lados. 
Más todavía, cuando las audiencias hoy tienen mayor poder para hacer llegar sus reclamos o críticas por los diferentes redes sociales. Sería importante conocer que un medio comience a dar pasos firmes en este tema, pues hoy vivimos en un nuevo ecosistema de la información y debemos estar más conscientes y atentos con nuestro trabajoSaber escuchar (o conversar) y actuar serán claves en este tiempo cargado de inmediatez y vértigo. La pregunta, entonces, sería ¿estamos todos preparados para este nuevo escenario de la información y comunicación?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

[DESCARGAR] Guía comunicando igualdad en las entidades públicas

Periodismo y comunicación de ciencia, tecnología e innovación